Bioconstruccion

LA BIOCONSTRUCCIÓN: VOLVER AL SENTIDO COMÚN
La Bioconstrucción entiende la casa como un ecosistema dinámico armónico y en equilibrio, que antiguamente y en otras culturas era el en­foque natural y lógico. No necesitaba un nombre especial porque toda la construcción era ecológica, realizada con materiales naturales y aprovechando las ventajas del lugar y del clima.
Los mayores progresos de la Bioconstrucción se han hecho en los países de habla alemana, donde nació de la preocupación por la contaminación química pro­ducida por los materiales sintéticos empleados. Aquí aparece el tópico del síndrome del edificio enfermo.
Paralelamente al aumento de las enfermedades e incluso de la mortandad, el movimiento creció y en 1976 se fundó el “Institut für Baubiologie” (Instituto de bioconstrucción) en Baviera, Alemania, que se ocupa hasta la actualidad de todos los aspectos de la bioconstrucción, tanto en la faceta de la investigación como de la divulgación.

¿Que es Baubiologie?

La biología de la construcción (bioconstrucción) estudia las relaciones globales del ser humano con su entorno edificado residencial y laboral.

Fundamentos de la bioconstrucción

Veinticinco reglas básicas de la bioconstrucción

1. Materiales naturales y no adulterados

2. Materiales inodoros o de olor agradable que no emitan sustancias tóxicas

3. Materiales de baja radioactividad

4. Protección acústica y antivibratoria orientada a las personas

5. Clima interior. Regulación natural de la humedad atmosférica interior mediante el uso de materiales higroscópicos

6. Minimización y d

isipación rápida de la humedad de la obra nueva

7. Proporción equilibrada de aislamiento térmico y acumulación de calor

8. Temperaturas óptimas de las superficies y del aire ambiente

9. Buena calidad del aire ambiente gracias a una renovación natural

10. Calor radiante para la calefacción

11. Alteración mínima del entorno de radiación natural

12. Ausencia de campos electromagnéticos y ondas de radio en expansión

13. Reducción de la presencia de hongos, bacterias, polvo y alérgenos Medio ambiente, energía y agua

14. Minimización del consumo de energía aprovechando al máximo fuentes de energía renovables

15. Materiales de construcción procedentes, preferiblemente, de la región y que no favorezcan la explotación abusiva de materias primas escasas o peligrosas

16. Prevención de problemas para el medio ambiente

17. Calidad óptima posible del agua potable
18. Respeto de dimensiones, proporciones y formas armoniosas

19. Condiciones naturales de luz, alumbrado y colorido

20. Aprovechamiento de los conocimientos de fisiología y ergonomía en la decoración y el equipamiento del espacio interior

21. Ausencia de perturbaciones naturales y artificiales en la obra

22. Viviendas alejadas de fuentes de emisiones contaminantes y ruidos

23. Método de construcción descentralizado y flexible en urbanizaciones ajardinadas

24. Vivienda y entorno residencial individuales, muy relacionados con la naturaleza, dignos y compatibles con la vida familiar

25. Ausencia de secuelas sociales negativas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *